DANZA FUSIÓN ORIENTAL

Feminidad y moviento consciente

 

 

“En sus caderas se mueven las estrellas”.

 Así dice un milenario proverbio árabe refiriéndose a una bailarina de esta danza mágica.

 

 

 

Lo que hoy conocemos como danza del vientre o danza oriental es la evolución a lo largo de la historia de una de las formas más antiguas de danza conocidas. Esta danza ha sido llamada también danza mágica, ya que debe poseer fuerza espiritual y arrancar desde dentro, des de nuestro interior.

 

Entre varias teorías, se cree que su origen se remonta muchos años atrás, cuando nuestros antepasados bailaban alrededor del fuego para celebrar los ciclos de la vida: el nacimiento, la muerte, la cosecha, la caza .. . la fertilidad, la vida ... Una danza de origen arquetípico, que ha servido y aún hoy sirve para expresar la vida en todas sus expresiones: desde los aspectos más terrenales a la expresión de los grandes misterios, lo divino, lo trascendental.

 

Con la práctica de esta danza profundizamos en el conocimiento de nuestro cuerpo, trabajarmos la flexibilidad y fuerza de la columna vertebral, estiramos los músculos, desbloqueamos articulaciones, encontramos el eje y aprendemos a enraizarnos y a desplazarnos mediante combinaciones de pasos y giros.

 

Los movimientos esenciales que se realizan dibujan la anatomía femenina ... No se requiere experiencia previa ... Todas las mujeres podemos bailar y disfrutar de sus movimientos, nos son propios y muy beneficiosos ... sólo es necesario que los recordemos y recuperemos. Y lo más bonito de todo esto, es que podemos hacerlo juntas, entre mujeres. Te animas?

 

 

BENEFiCiOS

 

 Estos son algunos de los beneficios que nos puede aportar la práctica de la Danza Oriental:

 

  • Mejora en la postura corporal, el equilibrio y la coordinación

 

  • Conexión y desbloqueo de la zona pélvica

 

  • Tonificación y flexibilidad de la musculatura del suelo pélvico (musculatura que sostiene nuestros órganos). Muy importante durante el embarazo, preparándonos para el parto y también en la recuperación en el posparto.

 

  • Relajación, reduce el estrés y la ansiedad. Los movimientos que practicamos en armonía con nuestra respiración nos calman y nos renuevan la energía

 

  • Nos conecta con el aquí y el ahora

 

  • Disfrutamos de nuestra feminidad

 

  • Mejora nuestra autoestima

 

  • Durante el embarazo nos ayuda a adquirir mayor confianza hacia el momento del parto

 

  • Conexión con nuestro bebé (desde que está dentro de nuestra barriga) al ritmo de la música. Bailando nuestro cuerpo secreta endorfinas, lo que nos ayuda a conseguir un nivel de bienestar y placer que también llegaa nuestro bebé.

 

 

* No hace falta experiencia previa, ni unas condiciones físicas específicas. Todas las mujeres, todos los Vientres (planos, redondos, grandes y pequeños...) pueden bailar esta danzas.

 

Esta es la danza de las mujeres, la feminidad y la maternidad, a base de práctica y dedicación lograremos flexibilidad y libertad en nuestros movimientos.

 

 

 

 Horario · CLASES

 

 

       Para más información sobre los horarios y las clases

       ponte en contacto con nosotros. T. 606.180.580 / info@bibianacasas.com

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
EL DESPERTAR DE UNA NUEVA MUJER · www.alqvimia.com