BiBiana

 

Desde bien jovencita he sentido un amor por la danza y una atracción por Oriente, sus colores, sus telas, sus aromas, esas miradas tan profundas ...

 

Cuando por fin decidí apuntarme a clases de Danza Oriental (o del Vientre) empecé una nueva etapa, una nueva manera de entender la vida, una nueva manera de entenderme. Sus movimientos ondulantes, sensuales, femeninos, siempre me habían fascinado. Había tanta magia en aquellas formas. ¿Cómo podía el cuerpo de una mujer moverse de esa manera? Era una maravilla, una danza realmente hipnótica. Pronto me di cuenta que ya no había vuelta atrás. Me quedé atrapada en aquellos movimientos ... en aquellas músicas ... para mí era una nueva manera de escucharme, de observarme, una nueva manera de relacionarme con otras chicas y mujeres. 

 

Después de unos años bailando con diferentes profesoras, entendí que quería explorar más en profundidad lo que se escondía detrás de este baile, entender mejor porque su práctica me resultaba tan saludable. Empecé así el proceso de búsqueda para encontrar mi propio camino. Esto me llevó a estudiar el Diploma Universitario en Danza Oriental (Danza Étnico-Contemporánea, Fusionart, Instituto Superior de Danza Alicia Alonso, Universidad Rey Juan Carlos, Madrid)

 

 

 

Actualmente, la base de mis clases es la Danza Oriental (o del Vientre).

 

Entiendo la danza como una forma de expresión artística, y como tal, me sirve para expresarme y comunicarme. Si lo miro con perspectiva, entiendo que mis estudios Universitarios han tomado mucho más sentido gracias a la danza. Soy licenciada en Comunicación Audiovisual, y en la danza he encontrado una auténtica expresión audiovisual, genuina, pura, milenaria, ancestral.

 

Por otra parte, la Fusión me da libertad para encontrar mi propio lenguaje, enriqueciendo la Danza Oriental con diversos matices y una expresividad propia. Siento que desde la fusión y el misticismo puedo comunicarme de una manera más auténtica y sincera.

 

Este es un camino personal de crecimiento, de aprendizaje, de autoaceptación y sobretodo, un camino para compartir e intercambiar con otras mujeres.

 

Bailad Bailad Bailarinas!

 

Qué se haga de vuestro baile una joya de Amor por la Vida!

 

 

Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
EL DESPERTAR DE UNA NUEVA MUJER · www.alqvimia.com